jueves, 23 de octubre de 2014

Murciélagos (Halloween)

Ya sabéis por años anteriores que yo no soy mucho del "jalogüin" éste... aunque cada año paso un poco más por el aro. Supongo que es lo que tiene tener hijas en edad de celebrar todo.. vamos.. hasta ¡yo qué se!! el día del corchete -por decir algo-, da igual lo que sea, la cosa es celebrarlo, salir por ahí, disfrazarse y pasarlo bien.

A mi es que me da repelús hasta meterme en la boca muchas de las recetas que se hacen ex profeso para ese día, la verdad.

De hecho, veréis que mis aportaciones (y nunca más de una por año) son bien sencillas. {Por si a alguien le interesa, podéis verlas: AQUÍ y AQUÍ}

Y este año pues no iba a ser menos.... 

Visto en "Directo al Paladar".

Ingredientes:
  • 2-3 tortillas de trigo estilo fajitas (dependerá de los que queramos hacer)
  • 50 g de azúcar, 
  • 1-2 cucharaditas de canela, 
  • 50 g de mantequilla.

Preparación:



Precalentar el horno a 175ºC y preparar una bandeja forrándola con papel vegetal. Derretir la mantequilla y dejar enfriar ligeramente en un cuenco. Mezclar bien el azúcar con la canela y ponerlo en un plato.
Disponer las tortillas de trigo sobre una tabla y cortar los murciélagos usando un cortador de galletas (o como en mi caso, una plantilla que me baje de Internet).
Id mojando los murciélagos en la mantequilla derretida y rebozar en el azúcar, haciendo presión. Repetir con todos y colocar en la bandeja. Hornear durante unos 8-10 minutos, vigilando bien que no se quemen.
Quedan crujientes y muy ricos.





Y ya me despido hasta la próxima semanita!!!


¡¡ QUE USTEDES LO PASEN BIEN !!


miércoles, 22 de octubre de 2014

Chips de boniato al horno

Me regalaron unos boniatos, y si os soy sincera nunca los había hecho y no sabía qué podía hacer con ellos, la verdad.


El blog "Danza de Fogones" fue mi inspiración e hice unos chips de boniato al horno. Crujientitos y ricos... con ese sabor tan especial que tienen los boniatos.

Eso si recomiendo hacerlos y tomarlos. Es como están buenos: recién hechos.

INGREDIENTES

Boniatos
aceite de oliva virgen extra
albahaca
pimentón dulce
tomillo
Sal y pimienta negra al gusto
PREPARACIÓN

(C&P)
  1. Pelamos los boniatos, los lavamos y los cortamos en tiritas como si fueran patatas fritas.
  2. Los echamos en un bol y añadimos el aceite y las especiasRemovemos para que se repartan por igual. 
  3. Colocamos los boniatos sobre un papel de cocina en una bandeja de rejillas y con el horno precalentado metemos la bandeja a media altura y horneamos a 220 grados durante 20 minutos si os gustan blanditos ó 25 si os gustan muy crujientes, aunque este tiempo puede variar en función de vuestro horno.

Yo los serví con una salsa de mostaza y miel, pero admite cualquiera.


Reedito

Me ha costado, pero finalmente he decidido inhabilitar los comentarios del blog.

Recibo emails de gente que sé que están ahí pero que nunca comentan: tanto de conocidos como desconocidos, y siempre contesto a todos.Algunos son sobre dudas de alguna receta que he publicado, o para corregirme en algo que he metido la "gamba" y no me he dado cuenta, o simplemente para decirme que han hecho tal o cual plato y les ha gustado (o no, que también pasa).

Por eso, no considero necesarios los comentarios aquí, y por otro lado no quiero sentirme “obligada” a visitar solamente por el hecho de comentarme.... No sé si me explico... pero bueno... yo si me entiendo. Para mi el blog tiene que ser =  obligación cero.

Seguiré publicando como siempre, y por supuesto visitando vuestros blogs.. Estoy en FB y en la pestaña de “contacto” tenéis mi email para lo que queráis.


-------------------------------------


viernes, 17 de octubre de 2014

Pollo a la portuguesa

Una compi del husband me envió esta receta por email, así que el fin de semana pasado me até bien el delantal y me puse manos a la obra.
Tengo que deciros que queda un pollo bien rico. Jugoso y sabroso.

Ingredientes
- 2 pechugas de pollo
- 2 cebollas
- 2 dientes de ajo
- 50cc de vino blanco
- 1 tomate
- 1 zanahoria
- 250 cc de caldo de pollo
- Tomillo
- 250 gramos de champiñones
- Aceite de oliva
- Sal y pimienta a gusto


Preparación:
Cortar las dos pechugas de pollo en tiras y hacerlas en una sartén con aceite hasta que estén doradas. Reservamos.

Por otro lado, hacemos  la cebolla cortada y el ajo picado hasta que estén transparentes. Una vez listos, incorporamos el vino blanco y dejaremos reducir toda la preparación. Después añadiremos los champiñones, el caldo de pollo y el resto de ingredientes. Condimentamos y salpimentamos a nuestro gusto. (Foto 1)

Dejaremos que cocine durante 60’ a fuego bajo. (En la foto 2 podéis ver su aspecto después de los 60')

Pasada la hora de cocción, incorporamos el pollo que teníamos reservado y cocinaremos de nuevo de 15’ a 20’. 

Listo para servir.



¡¡DELICIOSO!!


{Gracias Carmen. Lo siguiente será alguna receta uruguaya. Prometido!}


Y ya me despido hasta el lunes.

¡¡Que paséis un estupendo fin de semana!!



lunes, 13 de octubre de 2014

Patatas gratinadas con bechamel

La semana pasada mi abuela hubiera cumplido la friolera de 100 años... hace ya 15 que se marchó, pero no hay ni un solo día que no me acuerde de ella.

Vivía con nosotros. En casa éramos seis: mis padres, mis hermanos, mi abuela y yo. Una convivencia que empezó cuando yo era muy pequeña, así que.... ¡¡imaginaros!! hemos tenido todo tipo de vivencias.

Mis padres trabajaban los dos, y ella era la que casi siempre cocinaba. Mis hermanos y yo llegábamos del colegio caninos perdidos al grito de "¿qué hay para comer?" y su respuesta siempre era "canguingos y patas de peces".... (frase que yo también digo ahora muy a menudo.... -esas cosas que uno hereda-).

El caso es que anécdotas y recuerdos mil no, millones, pero tranquiloooooosssss que no, no os voy a aburrir.

De sus guisos recuerdo muchos, y he intentado hacer alguno y la verdad es que no la llego ni a la suela del zapato ¡¡¡¡qué bien cocinaba la joia!!!!. Las croquetas, el pollo en todas sus variedades, los guisos de cazuela a fuego lento de los de chup-chup-chup; pescados, la paella (ummmm la salía de lujo!!!)... y un largo etcétera. Y curiosamente hoy os presento un plato que en si no tiene ná, pero ¡¡no sabéis lo que me gustaba!!!! bueno... y me sigue gustando.

Cuando veía la sartén de bechamel ya se me ponían los ojos como platos, y ya cuando veía esas bandejitas preparadas con las patatas para echar la bechamel... directamente salivaba.

Así que, a pesar de que os podría haber presentado cualquier otra receta, como sé que ni de coña la hubiera hecho como ella, os traigo ésta que es facilita y me sale más o menos igual, y en aquél entonces me gustaba casi tanto -o más- que cualquiera de las que os he comentado antes.

Patatas gratinadas con bechamel.

Simplemente pelamos, lavamos las patatas y las cortamos en rodajas. 

Salpimentamos y freímos.

Una vez hechas las ponemos en cazuelizas que irán al horno. Las cubrimos con la salsa bechamel, espolvoreamos un poco de queso rallado y gratinamos.

¡¡¡Están de muerteeeeeeeeee!!!!



Si queremos podemos añadir alguna especia, o poner una base de tomate frito, pero os aseguro que no hace falta porque así, sin más, están buenísimas.


¡¡Buen comienzo de semana!!


miércoles, 8 de octubre de 2014

Patatas machacadas (guarnición)

En “Directo al Paladar” vi estas patatas para guarnición.

Fáciles facilongas y muy ricas.

Simplemente lavamos bien las patatas (con piel) y las cocemos.

Cuando ya estén cocidas, las ponemos en la bandeja del horno (forrada y engrasada) y las aplastamos con un tenedor.

Echamos en cada una, un chorro de aceite de oliva virgen extra y espolvoreamos todo lo que queramos. En mi caso: pimienta negra molida, pimentón dulce, cayena molida, hierbas provenzales, ajo en polvo, tomillo y sal gorda.

Podéis jugar con las especias dependiendo si las vais a querer para acompañar carne o pescado. Incluso podéis poner queso rallado, unos taquitos de jamón o bacón y tomarlas solas en lugar de usarlas de acompañamiento.

Metemos en el horno hasta que veamos que están tostadas (calor arriba y abajo)


¡¡¡Os advierto que son adictivas!!! Están buenísimas!









martes, 7 de octubre de 2014

Fin de semana en tierras manchegas. Restaurante Azafrán.



Vi por primera vez a Teresa Gutiérrez en el curso online de MasterChef y ha participado en la 2ª edición de Top Chef que está ahora en antena.

Tenía muchas ganas de ir a su restaurante (Azafrán en Villarrobledo), probar su cocina y, sobre todo, de conocerla.

Este fin de semana tuvimos la ocasión, y ha sido un verdadero deleite. Un restaurante que emana mimo nada más entrar, una cocina manchega innovada pero manteniendo como producto principal en cada plato los de la tierra, su tierra. 

Hemos disfrutado y conocido a una estupenda cocinera y -no me cabe duda- a una maravillosa persona. 

Fuimos con las niñas y no hay problema, porque aunque no figuren en la carta, Teresa nos comentó que tenía otros platos, así que la peque se puso morada de espaguetis a la bolognesa, y la mayor si que se atrevió con el menú, que estaba buenísimo.

Nosotros elegimos el de degustación y nuestras expectativas fueron superadas. Un desfile de platos a cual mejor, porque si el que acababa de tomar me había gustado, el que traían ahora me gustaba más todavía.

Servidos por Teresa y explicados como solo ella sabe. Yo me quedaba embobada solamente escuchando lo que tenía cada uno y el cómo lo había hecho. Después ya, el probarlo, era el ummmmm pero elevado a mayúsculas UUMMMMMMMMM

Para que os hagáis una idea, éstos son algunos de ellos:

Croqueta de atascaburras con guiso de callos de bacalao,  lomo de orza,  migas ruleras con papada asada, melón y sardina; Ajopringue albaceteño, foie y pan de algarroba,  bacalao tiznao.. todo acompañado de pan de masa madre y un vino de la zona (nos dejamos recomendar y fue todo un acierto).

De postre; ravioli de piña, yogurt y lima-limón (espectacular); chocolate, granizado de sandia...






Volveremos sin dudarlo.



¡¡ BUEN COMIENZO DE SEMANA A TODOS !!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...